Archive for the ‘Music’ Category

TECNOLOGÍAEstá considerado el precursor de la música electrónica. Lo inventó un joven bolchevique llamado León Theremin, que fue científico, chelista, espía y condenado a Siberia.

Lunes 26 Marzo 2012
Leon Theremin recorrió toda Rusia con su invento y luego Europa y EE.UU.
BBCLeon Theremin recorrió toda Rusia con su invento y luego Europa y EE.UU.

En marzo de 1922, un joven científico e inventor ruso llamado León Theremin recibió una invitación imposible de rechazar: fue convocado al Kremlin para entrevistarse con Lenin. Ese fue el comienzo de un viaje increíble que terminaría sentando las bases de la música electrónica moderna, desde los Beach Boys hasta Pink Floyd.

León Theremin había captado la atención del líder bolchevique luego de haber inventado un revolucionario instrumento musical electrónico del que se obtenía música sin necesidad de tocarlo.

A pesar de su éxito, el científico estaba nervioso antes de su encuentro con el hombre que gobernaba los destinos de su país, pero luego de la entrevista, dijo que la demostración había salido bien.

“León Theremin quedó muy impresionado de su encuentro con Lenin en el Kremlin. Él era un joven bolchevique en esos tiempos y estaba muy ansioso por los cambios en el país; además respetaba mucho a Lenin”, dice su sobrina nieta Lydia Kavina.

“Él veía a Lenin como una persona muy inteligente y Lenin entendió completamente el espíritu salvaje y las nuevas ideas del joven inventor. Y como Lenin tenía también habilidades musicales, trató de tocar el Theremin y lo hizo con gran éxito, lo cual impresionó mucho a León”.

El instrumento, que se terminaría conociendo como el Theremin, consistía en un pequeño gabinete de madera que contenía dos osciladores de vidrio con forma de tubo y dos antenas -una que salía desde el costado y la otra desde arriba- que producían campos electromagnéticos.

Theremin primero interpretó diferentes piezas para Lenin y luego guió las manos del líder para que él practique: la mano derecha se movía hacia y desde la antena vertical, cambiando los tonos; la izquierda se movía hacia y desde la antena horizontal, controlando el volumen.

La nueva “radio”

Al inventor, un chelista amateur, se le había “prendido la lamparita” poco después de que estallara la Revolución Rusa en San Petesburgo.

Él estaba desarrollando un mecanismo electrónico para medir la densidad de los gases cuando notó que el sonido que producía cambiaba según la posición de su mano.

Lenin quedó tan impresionado que envió a Theremin por todo el país para mostrar su instrumento y promover la electrificación de Rusia.

“Él atrajo grandes multitudes en plazas y salones de toda la nación y se convirtió en una sensación”, cuenta Albert Glinsky, autor de la biografía de Theremin, “Música etérea y espionaje”.

Luego, el inventor fue enviado a Europa y a Estados Unidos como ejemplo de lo que era la tecnología soviética. Sus conciertos recibieron una gran cobertura en los diarios, con titulares que hablaban de música mágica creada en el aire.

“Cuando llegó a Nueva York hubo una gran repercusión, él fue reconocido como un gran científico y su invento fue equiparado a la invención de la radio”, dijo Glinsky a la BBC.

Theremin llegó a interpretar su instrumento en el Carnegie Hall y atrajo la atención de la Corporación de Radio de América (RCA por sus siglas en inglés), que le ofreció una increíble cifra para aquellos tiempos, US$100.000, para manufacturarlo.

El contrato se firmó el 12 de marzo de 1929 y convirtió a RCA en el primer productor masivo de un instrumento electrónico.

“Ese momento fue el comienzo de una larga historia que llega hasta nuestros días, cada vez que un joven entra a una tienda y pide un teclado electrónico para su banda”, dice Glinsky.

“RCA creía que el instrumento iba a reemplazar al piano de media cola y que cualquiera que pudiera mover sus manos en el aire o silbar una melodía podría hacer música con él en su casa”.

Espionaje, fracasos y deudas

El Theremin salió a la venta en septiembre de 1929 a un precio relativamente alto: US$220 (un aparato de radio costaba unos US$30). Además, era mucho más difícil de tocar de lo que su publicidad decía. Y un mes después se produjo el derrumbe de Wall Street.

“Te lo llevabas a casa y ahí descubrías que tus mejores esfuerzos solo lograban sonidos que parecían quejidos y chillidos. Entonces, la combinación de que solo los más hábiles podían aprender a tocarlo y el hecho de que la economía estaba en picada hizo que el instrumento no fuera precisamente un éxito comercial”, recuerda Glinsky.

Entonces RCA interrumpió su producción.

Theremin tampoco recibió mucho de aquellos US$100.000. La mayor parte terminó posiblemente en los cofres soviéticos. Pero él permaneció en Estados Unidos por un tiempo, trabajando en otros proyectos e incursionando también en el espionaje industrial.

“La verdadera razón de su viaje era su misión de espionaje”, dice Glinsky. Hacer demostraciones con su instrumento era solo una distracción, un Caballo de Troya.

“Él tenía un acceso privilegiado a firmas como RCA, GE, Westinghouse, compañías aéreas y más, y compartía con los representantes de estas empresas sus capacidades técnicas para que ellos se abrieran y le revelaran sus últimos descubrimientos”.

“Theremin también dirigía sus propias compañías, que eran pantallas para ocultar el espionaje industrial, y se reportaba con Amtorg, la corporación comercial soviética en Estados Unidos, otra pantalla para actividades de espionaje”.

Asimismo, desarrolló el prototipo de una máquina de percusión, un instrumento que respondía a los movimientos del bailarín, un sistema de alarmas y un abridor de puertas electrónico, pero ninguna de sus invenciones resultaron en éxitos comerciales y terminó endeudado.

Además, conoció en 1938 a una joven bailarina negra estadounidense, Lavinia Williams, y contrajo matrimonio con ella; algo que, según Lydia Kavina, contribuyó a su mala situación económica.

“Cuando se casó con esa mujer negra, muchos banqueros y patrocinadores se alejaron de él. No eran tiempos en los que la sociedad americana aceptaba ese tipo de matrimonios”.

Ese año regresó súbitamente a la Unión Soviética, dejando a su esposa atrás. Algunos sugirieron que había sido secuestrado por funcionarios soviéticos, pero Glinsky cree que las deudas y la nostalgia lo llevaron voluntariamente a su país.

El regreso

Su vuelta coincidió con las purgas de Stalin. Fue arrestado y acusado falsamente de ser un contrarrevolucionario, por lo que recibió una sentencia de ocho años de prisión en 1939.

Fue enviado a un gulag en Siberia, pero con la guerra a las puertas fue devuelto a Moscú y, siendo aún un prisionero, comenzó a trabajar en la industria aeronáutica. También desarrolló avanzados micrófonos para espiar que fueron usados en embajadas extranjeras.

Finalmente fue liberado en 1947, pero como hombre libre siguió trabajando para el aparato de seguridad del Estado. Luego ingresó al Conservatorio de Moscú, donde enseñó a tocar su instrumento.

En Estados Unidos, el theremin fue recuperado por Hollywood en las décadas de 1940 y 1950. Su sonido inquietante fue usado en películas como Spellbound de Alfred Hitchcock y clásicos de la ciencia ficción como The Day the Earth Stood Still.

Un joven Robert Moog, que se convirtió en un pionero de los sintetizadores, comenzó haciendo y vendiendo theremins. Luego escribió que había sido una “piedra angular clave en nuestra tecnología musical contemporánea”.

En los años 1960 su sonido se hizo camino en la música masiva, más notablemente en la canción Good Vibrations de los Beach Boys, aunque se cree que el grupo utilizó un instrumento similar al theremin para lograr ese sonido, y no un auténtico theremin.

Glinsky señala que Theremin no sabía mucho de lo que ocurría en Estados Unidos con su invención famosa hasta poco tiempo antes del colapso de la Unión Soviética, cuando pudo viajar nuevamente al extranjero.

El autor viajó con Theremin a ese país en 1991.

“Él fue honrado no sólo en Nueva York, sino también en la Universidad de Stanford. Estoy seguro de que en lo profundo de su ser estaba muy agradecido de ser reconocido por la gente que conocía el valor de lo que había hecho”.

León Theremin murió en Moscú en 1993 a la edad de 97 años. Su invención sigue siendo producida y tocada por entusiastas alrededor del mundo.

Advertisements

Orquesta del caos

Posted: April 20, 2011 in Ciber, Music

Esta Sección de Sonoscop reune los sonidos y selecciones que hemos ido subiendo a nuestro servidor durante los diferentes eventos, festivales, muestras y convocatorias. Es un espacio en el que se pueden encontrar los archivos sonoros consultables a través de internet. (Está en construcción, iremos añadiendo material)

Miliunaveus CONCIERTOS Y PRESENTACIONES 

Mil i una veus es un proyecto en el que se trataron los usos artísticos y no convecionales de la voz. Podeis encontrar aqui las grabaciones de los conciertos de Jose Iges con Pilar Subirá y Pedro López y el de David Moss, asi como las presentaciones de Bartolomé Ferrando y Eduard Escoffet.

Zeppelin2005 REPORTES DE CONTROL RADIO 

Durante los días del festival 
Zeppelin 2005: SOBRE EL CONTROL, nuestros amigos de Platoniq editaron y produjeron cada dia un Reporte de las actividades del festival. aqui presentamos los cuatro reportes de “Control Radio”.
Zeppelin 2004 CONVOCATORIA: DEL ACUERDO Y EL CONFLICTO

En Zeppelin 2004 hicimos una convocatoria abierta de piezas sonoras relacionadas con la guerra y los tiempos de conflicto. Recibimos 166 entradas de todo el mundo, aqui las puedes escuchar.

ElectricSongs ENREDO 2000: ELECTRIC SONGS 

Canciones eléctricas de Mhairi Macfarlane & Andrew Mckee, Roberto Filoseta, Paul Devens, Steve Roden, Robert Godman, Frank Koustrup, Frank Ekeberg, Tilman Küntzel publicadas en EnRedO 2000 : Electric songs

 http://www.sonoscop.net/sonoscop/sonidos/index.html

Robot Opera And Immortality

Posted: March 9, 2011 in Ciber, Music
Robot Opera And Immortality

We talk with Tod Machover, composer of “Death and the Powers” about human life, legacy and uploading the mind.

Operabots performing in “Death and the Powers.” 

In the new robot opera, “Death and the Powers,” humans are history. So is flesh and blood- as ‘so over’ as the dinosaurs.

The high-tech drama, composed by Tod Machover, tells the story of how one eccentric billionaire led the way, by refusing to die.   He uploads himself – his mind – into the realm of digital immortality, and leaves his worldly body behind.  Machover, known as “America’s most wired composer” and director of the Opera of the Future group at the MIT Media Lab, thinks of his character Simon Powers, as “a combination of Howard Hughes, Walt Disney and  Bill Gates,” who rather than wanting to live forever, desired “to leave the world, but leave everything about himself here.”

Director Diane Paulus and composer Tod Machover of “Death and the Powers” in WBUR’s On Point studio. (Jesse Costa/WBUR) 

It sounds like science fiction to some.  And like new religion or “nerd rapture” to others.  But it is seeming more and more like a near reality.  This isn’t the artificial intelligence of man versus machine of Watson (ourshow with Watson creator), but rather man becoming machine.  At its heart, the opera digitally dramatizes humanity’s oldest dream of the immortal living legacy.

Diane Paulus, director of “Death and the Powers,” explains that the opera is “a meditation on the nature of death.”   No longer is the after-life solely a matter of faith and religion, but with the world of operabots and the technology of the dematerialized, uploaded consciousness we have “man’s ultimate attempt to control the world …. an active attempt to define [the] future” says Machover.

In this hour, On Point, opera, like all technology, is as Machover tells us, “very seldom the way we imagine it.”

Guests:

Tod Machover, composer and inventor. His new work is “Death and the Powers: The Robots’ Opera.” He’s been called “America’s most wired composer” by the Los Angeles Times, and is professor of music and media and director of the opera of the future group at the MIT Media Lab.

Diane Paulus, artistic director of the American Repertory theater, and director of “Death and the Powers.”

Brian Dickie, general director of  the Chicago Opera Theater, which will present “Death and the Powers” in Chicago in April.

Machover says “one of the ways that you make yourself immortal is by creating works of art,” take a look at his immortal creation:

Video:

More:

See the robot opera live:

BOSTON: March 18, 20, 22, 25  by The American Repertory Theater, at the Cutler Majestic Theater

CHICAGO: April 2, 6, 8, 10  by Chicago Opera Theater, at the Harris Theater

See Robert Pinsky’s draft of the “Death and the Powers” libretto here.

See more images from the “Death and the Powers” here.

Human performer dances with an operabot in “Death and the Powers” 

http://onpoint.wbur.org/2011/03/07/robot-opera

https://operaofthefuture.wordpress.com/

Roy Brown (blues musician)

Posted: January 9, 2011 in Music

http://listen.grooveshark.com/#/s/Bailando+Con+Los+Negros/2sJtMu

Roy James Brown (September 10, 1925 — May 25, 1981[1]) was a pioneering Rhythm & Blues singersongwriter andmusician who had a primary influence on the early development of rock & roll music. Brown sang R&B tunes with a gospel feel, the first blues singer to do so.[citation needed] Although many historians and fans consider Clyde McPhatter the main singer to infuse the gospel sound into R&B, Brown started the trend of combining the church sound into R&B. The “call and response” and shouting gospel style was limited to the church prior to Brown’s arrival to the music scene. After Brown’s debut, it became the standard. His seminal “Good Rocking Tonight” was covered by Wynonie HarrisElvis PresleyRicky NelsonJerry Lee LewisPat Boone, and the rock group Montrose. In addition, his melismatical pleading, gospel-steeped delivery impacted the vocal styles of B.B. KingBobby BlandJackie Wilson and Little Richard, among others. His role as a crucial link between postwar R&B and rock’s initial rise is severely underappreciated by the masses.[2]

La mala reputación -Paco Ibañez.

Posted: December 27, 2010 in Music

The Doors – The end

Posted: December 27, 2010 in Music

The End Lyrics

This is the end
Beautiful friend
This is the end
My only friend, the end

Of our elaborate plans, the end
Of everything that stands, the end
No safety or surprise, the end
I’ll never look into your eyes…again

Can you picture what will be
So limitless and free
Desperately in need…of some…stranger’s hand
In a…desperate land

Lost in a Roman…wilderness of pain
And all the children are insane
All the children are insane
Waiting for the summer rain, yeah

There’s danger on the edge of town
Ride the King’s highway, baby
Weird scenes inside the gold mine
Ride the highway west, baby

Ride the snake, ride the snake
To the lake, the ancient lake, baby
The snake is long, seven miles
Ride the snake…he’s old, and his skin is cold

The west is the best
The west is the best
Get here, and we’ll do the rest

The blue bus is callin’ us
The blue bus is callin’ us
Driver, where you taken’ us

The killer awoke before dawn, he put his boots on
He took a face from the ancient gallery
And he walked on down the hall
He went into the room where his sister lived, and…then he
Paid a visit to his brother, and then he
He walked on down the hall, and
And he came to a door…and he looked inside
Father, yes son, I want to kill you
Mother…I want to…fuck you

C’mon baby, take a chance with us
C’mon baby, take a chance with us
C’mon baby, take a chance with us
And meet me at the back of the blue bus
Doin’ a blue rock
On a blue bus
Doin’ a blue rock
C’mon, yeah

Kill, kill, kill, kill, kill, kill

This is the end
Beautiful friend
This is the end
My only friend, the end

It hurts to set you free
But you’ll never follow me
The end of laughter and soft lies
The end of nights we tried to die

This is the end

http://www.247moving.net

 

24/7 Moving Atlanta offers moving, delivery, and storage services throughout the state of Georgia and the greater metropolitan Atlanta area. ‎